sun-199087_640La Consejería de Salud de Andalucía ha activado el Plan Andaluz de Prevención de los Efectos de las Temperaturas Excesivas sobre la Salud, especialmente entre la población más vulnerable.

La secretaria general de Salud Pública y Consumo, Josefa Ruiz, ha ofrecido una rueda de prensa sobre las características y novedades de este plan de prevención, que se pone en marcha cada año ante la llegada del periodo estival y del calor, así como sobre el estado de la calidad que presentan las aguas, según los datos del Programa de Vigilancia Sanitaria de las zonas de baño de carácter marítimo y continental para este verano.

La misión del Plan Andaluz de Prevención de los Efectos de las Temperaturas Excesivas sobre la Salud es minimizar las consecuencias que el calor pueda tener sobre los colectivos más vulnerables, como son las personas mayores, pacientes crónicos, personas con trastorno mental grave, menores de 4 años (especialmente lactantes) y personas que trabajan expuestas al sol, así como recordar aquellos consejos de carácter general que contribuyen a convivir de una forma más saludable con las altas temperaturas propias de esta época.

Para ello, Josefa Ruiz ha recordado las recomendaciones básicas que la población debe tener en cuenta, como son evitar la exposición durante las horas más fuertes de sol, salir con protección (tanto con ropas ligeras y de color claro, y sombreros como con protección solar), ventilar las estancias, bajar las persianas y cerrar las puertas durante las horas de temperaturas más elevadas, mantener un buen nivel de hidratación, conservar adecuadamente los alimentos, moderar los ejercicios que exijan mucho esfuerzo físico en las horas centrales del día, etc.

La Consejería de Salud pone a disposición de la ciudadanía diversas canales de información donde poder realizar consultas y conocer recomendaciones para reducir los posibles riesgos que las altas temperaturas puedan ocasionar en la salud y acerca de otros aspectos o síntomas relacionados con el calor.