El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de Andalucía, José Fiscal, ha anunciado el inicio este mes de la tramitación administrativa de las conducciones que posibilitarán la conexión entre la presa de la Colada, en Córdoba, con el embalse de Sierra Boyera, en el término municipal de Bélmez. Una obra que beneficiará a una población de 75.000 habitantes y permitirá el abastecimiento de agua de la zona norte de Córdoba desde La Colada en situaciones de escasez coyuntural de recursos.

Fiscal ha asegurado que desde hace unos meses se trabaja en coordinación con la Diputación y las Mancomunidades para hacer realidad esta demanda social, que exigirá también la colaboración con las Confederaciones Hidrográficas del Guadiana y el Guadalquivir, por lo que será una tramitación laboriosa. Las obras, paralizadas desde 2013, están ejecutadas al 90% aproximadamente y son fundamentales para abastecer a los municipios de las comarcas de Los Pedroches y Guadiato.  El consejero ha hecho hincapié en que tendrán una función de garantía y entrarán en servicio cuando el resto de presas no sean suficientes para satisfacer las demandas de agua, en caso de que se registren precipitaciones por debajo de la media, por lo que la actuación es clave para los futuros escenarios de sequía.

Asimismo, José Fiscal ha explicado cuál será la hoja de ruta de este proyecto, cuya tramitación se realizará a través de un grupo de trabajo que se formará de manera inminente, y que se incluirá en los próximos presupuestos, por lo que se prevé que se licite  en 2019. A este respecto, el titular de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha expuesto que el presupuesto, que será superior a los tres millones de euros, se autofinanciará con fondos de la Consejería.