Los fondos se recogen en un decreto ley aprobado por el Consejo de Gobierno

El Gobierno andaluz va a destinar cuatro millones de euros para ayudar a pequeños municipios a adquirir materiales para luchar contra el Covid-19. El objeto de estas ayudas, que llegarán a 315 localidades, es contribuir al sostenimiento de los servicios públicos necesarios y actuaciones extraordinarias que permitan servir de contención y lucha ante la pandemia.

Las ayudas, que se vehicularán a través de la Vicepresidencia y Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, permitirán a los pequeños ayuntamientos andaluces comprar material de limpieza y desinfección, contratación de personal, mascarillas, guantes, gel desinfectante o cualquier otro elemento de protección.

Los pequeños municipios de menor dimensión y población exigen este esfuerzo, puesto que muchos de estos pueblos no disponen de recursos económicos y este programa supone ayudas de entre 6.000 y 21.000 euros en función de su población.

No será obstáculo para percibir estas ayudas que sean deudoras las entidades con Hacienda o Seguridad Social, ni se condicionan a otras obligaciones que pudieran existir entre la Junta de Andalucía y las localidades beneficiarias.

Estas ayudas se incluyen en un decreto ley aprobado por el Consejo de Gobierno. Se trata de una norma por la que se establecen medidas extraordinarias y urgentes en el ámbito local y, además, se modifica el Decreto Ley de Medidas de Apoyo Financiero y Tributario al Sector Económico, de Agilización de Actuaciones Administrativas y de Medidas de Emergencia Social para luchar contra los efectos del Covid-19.

Por parte de la Consejería de Hacienda, Industria y Energía, en este decreto ley se ajustan a la normativa estatal las previsiones aprobadas por la Junta de Andalucía relativas a la suspensión de plazos para la presentación y el pago de liquidaciones y que este mismo régimen se aplique al resto de las deudas de derecho público.

Se trata, por tanto, de evitar distintos plazos en función de si una deuda es de naturaleza tributaria o no, esto es, reintegro de subvenciones, sanciones administrativas…, siempre otorgando plazos superiores y, por tanto, más beneficiosos para los contribuyentes, y teniendo en cuenta la nueva realidad de las sucesivas prórrogas del estado de alarma.

En particular, se amplía el plazo para solicitar la prórroga a que se refiere el artículo 68.2 del Reglamento del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, que no se recogía en el anterior decreto ley, y se aclara el plazo prorrogado de las autoliquidaciones en Sucesiones y Donaciones y en ITPAJD en caso de pérdida de beneficio fiscal.

Por último, y al igual que ha regulado el Estado, se extiende la suspensión de plazos tributarios fijados en los apartados 5, 6 y 7 del artículo 33 del Real Decreto Ley 8/2020, de 17 de marzo, al resto de deudas de derecho público.

Por otro lado, mientras se mantenga el estado de alarma, la designación de un representante de la Intervención General de la Junta en los actos de recepción de suministros contratados de emergencia no será obligatoria, dada la urgencia con la que es preciso atender las necesidades derivadas de la crisis sanitaria y ante el puntual funcionamiento de los servicios públicos en este momento.

Suministro de alimentos

Por parte de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, el decreto ley incluye una modificación para añadir un nuevo recurso consistente en el suministro de alimentos a personas declaradas en situación de emergencia social como alternativa al ingreso residencial, siempre y cuando la situación física o psíquica de estas personas lo permita.

La Consejería de Igualdad creó comisiones de emergencia provinciales para dar una rápida respuesta a las demandas sociales que la suspensión de la actividad de los centros ha generado, así como una comisión de coordinación.

Las Comisiones de Emergencia Social de ámbito provincial recogen las demandas de la ciudadanía a través de la actual red de servicios sociales, servicios sociales comunitarios y personal de trabajo social de los centros hospitalarios, y se les proporciona una respuesta, asignándole si es necesario un recurso dentro del sistema de la dependencia.

Por último, y a través de una disposición adicional del decreto ley, la Consejería de Educación y Deporte amplía por segunda vez el número de alumnos beneficiarios del Programa de Refuerzo de Alimentación Infantil, que garantiza las tres comidas diarias (desayuno, almuerzo y merienda) a escolares de Infantil y Primaria de centros públicos, tras los nuevos informes emitidos por los servicios sociales en el marco de la crisis del Covid-19.

De este modo, 11.000 alumnos más se suman a este plan y, por tanto, podrán disfrutar de las tres comidas hasta que finalice el curso 2019/20. Se pasa así de 19.000 a 30.000 menores beneficiados.