​​La ministra ha asegurado que la recuperación de la paciente es “una enorme satisfacción para toda la sociedad española”, y ha expresado su “alegría”, pues la curación de Romero ha sido la prioridad de todo el Gobierno y de todos los profesionales sanitarios desde que se confirmó su contagio.
Asimismo, ha reiterado su “reconocimiento y gratitud” a ella, que se prestó voluntaria para atender a los pacientes con Ébola. Un agradecimiento que ha hecho extensivo al equipo que la ha atendido durante el último mes en el Complejo Hospitalario La Paz-Carlos III y a “todos aquellos profesionales que día a día trabajan en nuestro magnífico sistema sanitario para preservar la vida de los ciudadanos, aun poniendo en riesgo su salud”. Una vez más, ha dicho, han demostrado su preparación y capacidad.
La ministra también ha recordado y enviado un mensaje de afecto a los familiares de Teresa Romero.