Los Mossos d’Esquadra han detenido al menos a nueve personas en la operación contra el terrorismo yihadista que llevan a cabo este martes en Barcelona, cuatro de las cuales están relacionadas con algunos de los arrestados por los atentados en el metro y el aeropuerto de Bruselas en marzo de 2016.

Hasta el momento no se han hallado indicios de que los detenidos en el área metropolitana de Barcelona pretendieran atentar en España, si bien a partir de ahora se investigará el abundante material informático intervenido en los registros para descubrir las intenciones del grupo.

Los detenidos, de entre 31 y 39 años, son todos ellos de nacionalidad marroquí, a excepción de uno, que es español, y llevaban casi dos décadas asentados en el área metropolitana de Barcelona, si bien hacían viajes frecuentes a su país de origen, según han precisado fuentes cercanas al caso.

La operación se lleva a cabo de forma coordinada desde a las 4.30 horas de la madrugada, los Mossos han practicado doce entradas y registros de inmuebles y viviendas en Barcelona, L’Hospitalet de Llobregat, Cornellà, Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), Ripollet y Masquefa, según ha informado la policía catalana.

En el marco de esta investigación, los Mossos d’Esquadra han intercambiado en los últimos meses información con la policía belga, lo que ha permitido recabar indicios que apuntan a la vinculación directa y a la integración de varios de los detenidos con organizaciones terroristas yihadistas.

La operación sigue abierta.