AMFAR_producción ecológicaLa Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural (AMFAR) ha puesto en marcha un programa de ámbito nacional para el Fomento de la Producción Ecológica dirigido a mujeres rurales. El programa se compone de diez charlas formativas sobre el consumo de alimentos ecológicos que se complementará con una campaña para difundir los beneficios para el consumo y hacia el medio ambiente que tiene la producción ecológica. El coste total del programa asciende a 14.315 euros que serán asumidos por el Ministerio de Agricultura y AMFAR, cofinanciado al 50 por ciento por cada una de las partes.

Los objetivos de esta iniciativa con los de mejorar el conocimiento que las mujeres rurales –como principales gestoras de la compra- tienen sobre los alimentos ecológicos, además de promover el desarrollo de la producción ecológica y favorecer el consumo y la comercialización de estos productos en los núcleos rurales.

La formación, ofrecida a través de las charlas abiertas a todo el público, tendrá especial relevancia en Ciudad Real, ya que siete de las diez jornadas previstas se organizarán en esta provincia, concretamente en las localidades de Agudo, Almadén, Bolaños de Calatrava, Chillón, Porzuna, Socuéllamos y Valdepeñas, además de otros tres municipios repartidos por el resto de la geografía española.

La presidenta de AMFAR nacional, Lola Merino, ha justificado la decisión de centrar el programa en Ciudad Real por ser Castilla-La Mancha la segunda comunidad autónoma tanto en número de productores como en superficie dedicada a la producción ecológica y además, por su parte, Ciudad Real ser también la segunda provincia de la región donde este tipo de explotación tiene mayor presencia, con el olivar y el viñedo en cabeza de la agricultura y la carne de ovino en cuanto a ganadería ecológica.

Los datos económicos de producción ecológica en España demuestran la necesidad de poner en marcha este programa ya que, aunque la exportación de productos ecológicos supone 590 millones de euros para la economía española, el mercado interior de productos ecológicos solo representa el 1% del gasto que los españoles hacen en alimentación. El objetivo, por tanto, es elevar esa cifra promocionado el consumo de productos ecológicos entre las mujeres rurales.