Entre los temas que me han llamado la atención en las últimas semanas y que me motiva escribir sobre ellos se encuentran el caso del 3% en Cataluña y el uso de las redes sociales y las fortunas de Internet.

El affaire del 3% ha recobrado vida en estos días por cumplirse el 15 aniversariode la famosa interpelación de Pasqual Maragall siendo Molt Honorable President de la Generalitat a la bancada de Convergència i Unió encabezada por Artur Mas en el Parlament de Catalunya: “Ustedes tiene un problema, y ese problema se llama 3 por ciento”. Se unen en este caso no mi desconocimiento (era algo más que un secreto a voces) pero si la indignación, vergüenza ajena y hartazgo al respecto, así que descartado.

Me queda entonces el tema de las redes sociales y las fortunas de Internet. Todo lo que tiene que ver con redes sociales está de moda (desde hace tiempo ya) y al ligarlo a las fortunas de Internet tiene cierto aire a cotilleo que para quitar un poco de hierro a los temas actuales pues tampoco está mal.

AFG. El ranking de los “mil millonarios” que han conseguido su fortuna en el negocio de Internet está encabezado por Jeff Bezos, fundador de Amazon (A) con una riqueza personal valorada en 131 mil millones de dólares americanos. Mark Zuckerberg, fundador de Facebook (F) va segundo en esta peculiar clasificación con una fortuna de 62 mil millones y los socios de Google (G), Larry Page y Sergey Brin, van casi empatados en tercer y cuarto lugar con 50.8 y 49.8 miles de millones respectivamente.

Me voy a centrar en Facebook, pues estando los pasados 20 y 21 de febrero asistiendo en Madrid a Eduketing, un muy interesante y necesario congreso sobre Marketing Educativo, uno de los ponentes, al hablar de las redes sociales como herramienta que puede contribuir al posicionamiento de los colegios, proyectó en el escenario la información generada en el mundo por dichas redes en una hora.

Las cifras son espectaculares y en el caso de Facebook concretamente en una hora genera:

• 21.600 nuevos usuarios

• 9 millones de mensajes

• 18 millones de actualizaciones de estado

• 3 millones de enlaces compartidos

• 6 millones de peticiones de amistad y

• 8 millones de fotos subidas a la red.

El ver estas cifras me trajo a la memoria las diferentes ocasiones en que desde su fundación hemos leído en diferentes canales y a diferentes “cuñados” hablarnos de lo mal que iba Facebook, de la caída de suscriptores, de facturación, etc.

Para muestra un par de botones:

• El 24 de mayo de 2012, nada menos que Michael Wolff en el MIT Technology Review titulaba: “La falacia de Facebook” y decía que “por muy valorada que esté, la red social no es más que otro sitio que se financia gracias a la publicidad. Sin una idea realmente innovadora se hundirá llevándose por delante a la web”.

• El 14 de julio de 2013, La Vanguardia publicaba un artículo que su autor titulaba: “Facebook, entre el crecimiento y el declive”.

• El 3 de enero de 2016, Expansión se preguntaba: ¿Han tocado techo las redes sociales?

No está mal para un imperio que a día de hoy posee cuatro de las seis redes con más de 1.000 millones de usuarios (Facebook, Instagram, WhatsApp y Facebook Messenger).

En la imagen, las redes sociales más populares en todo el mundo a enero de 2020, clasificadas por número de usuarios activos (en millones).

Aquí es donde aparece BAT, iniciales de Baidu, Alibaba y Tencent, los gigantes del online que han dado vida a un nuevo grupo multimillonarios hechos a ellos mismos.

¿Cuánto tardaremos en leer semejantes augurios de los líderes del floreciente mercado tecnológico chino? En cualquier caso, mejor esto que otro 3% o similar.

Álvaro Vioque

Mm4edu

mktg.&management for education

@AlvaroVioqueG

Artículo incluido en la revista de marzo de Agenda de la Empresa