El huracán Irma, de categoría 5, ha dejado al menos ocho muertos y un rastro de destrucción a su paso por las Antillas Menores, en el Caribe, aunque la cifra de víctimas puede aumentar.

Al menos cuatro personas han muerto en la isla de San Martín, donde en un principio se había informado de hasta ocho fallecidos, si bien los daños han sido graves y la isla ha quedado prácticamente aislada. En Puerto Rico hay al menos tres fallecidos, y otro más en Barbuda.

El ojo del huracán, el más potente registrado en el Atlántico, pasará sobre La Española a lo largo del jueves, afectando a República Dominicana y Haití con vientos de hasta 290 kilómetros por hora. Un total de 17 provincias, entre ellas Santo Domingo, la capital, se encuentran en alerta roja (máxima), 12 en alerta amarilla (intermedia) y tres en verde (mínima), mientras que en Haití se declaró la alerta roja en todo el país.

Por la noche Irma se ubicará cerca de las Islas Turcas y Caicos y del sureste de Bahamas, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estado Unidos.