Justo antes de las nuevas restricciones

El nuevo récord de fallecidos por la COVID-19 supone un fuerte aumento respecto al anterior récord, de 600 fallecidos, alcanzado el pasado viernes, y coincide con el primer día de la entrada en vigor del nuevo confinamiento, anunciado por la canciller alemana, Angela Merkel, el domingo.

Desde este miércoles, están cerrados los comercios no esenciales, además de restaurantes, cafeterías, instituciones culturales y hoteles, cerrados desde noviembre. Cierran también guarderías y escuelas, que prolongarán las vacaciones navideñas hasta el 10 de enero.