Las autoridades de Alemania, Reino Unido, Irlanda, Italia, Turquía, Países Bajos, Austria, Australia, Corea del Sur, Singapur, Malasia y Omán han suspendido temporalmente los vuelos operados con el avión Boeing 737 Max 8, a raíz del accidente el domingo de una aeronave de este modelo en Etiopía que dejó 157 muertos, entre ellos dos españoles. De momento, una decena de países han adoptado esta medida, que anunciaron el lunes China e Indonesia.