Los presidentes de Alemania, Polonia, República Checa, Eslovaquia y Hungría participan en la ceremonia conmemorativa de uno de los momentos más determinantes de la historia europea moderna

Alemania cumple 30 años de la caída del Muro de Berlín este sábado (09.11.2019) y celebra con una serie de eventos dedicados a uno de los momentos más determinantes de la historia europea moderna.

La caída del controvertido muro el 9 de noviembre de 1989 fue seguida de un levantamiento pacífico y popular en toda Alemania Oriental comunista, inspirado en movimientos entre las naciones de Europa Central, controlada por los soviéticos, para separarse de Moscú y avanzar hacia las democracias de estilo occidental. La semana pasada se realizaron alrededor de 200 eventos solo en Berlín, incluso en las iglesias, donde se reunieron miembros de la resistencia a los gobernantes comunistas de Alemania Oriental, y en edificios que alguna vez formaron parte del temido servicio de seguridad del régimen, la Stasi. Un edificio en el centro de Berlín también transmitió imágenes de video del Muro de 155 kilómetros de largo, que fue atravesado por miles de alemanes orientales que se dirigían hacia el oeste, lo que puso fin a la división de la nación.

Esta mañana, la canciller Angela Merkel colocó rosas durante una ceremonia de conmemoración en la Bernauer Straße, en el lugar donde se alzó el Muro.

“Los valores fundadores de Europa (…) deben ser siempre defendidos. En el futuro hay que comprometerse con la democracia, la libertad, los derechos humanos y la tolerancia”, dijo la canciller alemana Angela Merkel en la Capilla de la Reconciliación, uno de los lugares históricos y emblemáticos de Berlín que representa la división que vivió la ciudad tras la edificación del Muro.

“Los valores fundadores de Europa (…) deben ser siempre defendidos. En el futuro hay que comprometerse con la democracia, la libertad, los derechos humanos y la tolerancia”, dijo la canciller alemana Angela Merkel en la Capilla de la Reconciliación, uno de los lugares históricos y emblemáticos de Berlín que representa la división que vivió la ciudad tras la edificación del Muro.

“El Muro de Berlín pertenece a la historia y nos enseña que ningún muro que deja fuera a la gente y restringe la libertad es tan alto o tan largo que no pueda franquearse”, agregó la canciller, oriunda del este alemán, y que inició su carrera política tras la caída de la Cortina de Hierro.