La primera vez, en 2007, fue clave en la negociación del Tratado de Lisboa, la base constitucional de la UE

“Somos conscientes de que hay altas expectativas en la presidencia de Alemania. Queremos cumplir con estas expectativas esforzándonos para que todos podamos salir ilesos de la crisis y para que Europa esté preparada para el futuro. Solo juntos podremos mantener nuestros valores europeos y defenderlos frente a los demás: democracia, derechos humanos y estado de derecho”, declaraba Angela Merkel el pasado 27 de junio.

La actividad económica ha empezado a arrancar tímidamente. Pero algunos sectores siguen necesitando apoyo público. La Unión Europea trata de sacar adelante un paquete de Recuperación Económica, pero los intereses nacionales siguen primando. Algunos expertos creen que Merkel puede forjar un compromiso.