El Bundestag (cámara baja alemana) respaldó de forma mayoritaria la propuesta del Ejecutivo, con un volumen total de unos 750.000 millones de euros (unos 812.000 millones de dólares), equivalente a casi el 22 % del producto interior bruto (PIB) de Alemania. La actual crisis, “un reto para toda la humanidad”, “no tiene precedentes para la República Federal de Alemania”, aseguró ante el pleno el ministro de Finanzas, Olaf Scholz, que intervino en sustitución de la canciller, Angela Merkel, que permanece en cuarentena por la pandemia.