La organización pone en marcha la vigésimo segunda edición de sus programas de educación en valores

Con el objetivo de fomentar el compromiso de los alumnos de nuestro país con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que plantea la ONU y de implicar a los centros escolares en la Agenda 2030, Aldeas Infantiles SOS pone en marcha la vigésimo segunda edición de sus programas educativos “Abraza tus valores”, destinado a niños de Infantil y Primaria (de 4 a 12 años), y “Párate a pensar”, dirigido a alumnos de Secundaria (de 12 a 16 años). En ellos participarán 57.400 alumnos de 574 centros de enseñanza.

Con la presente edición de estos programas, Aldeas Infantiles SOS ofrece una visión general sobre los 17 ODS e invita a todos los escolares de nuestro país a movilizarse por un mundo más justo y más humano, en el que nadie sea dejado atrás. Según el presidente de la organización, Pedro Puig, “la Agenda 2030 debe ser una agenda común, compartida por todos, incluidos los niños y las niñas; ya que solo a través de las pequeñas acciones cotidianas conseguiremos cambiar realidades más complejas y poner freno a la pobreza, a la desigualdad o a la violencia”. 

Para facilitar la aproximación a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, los contenidos del programa se dividen en tres bloques temáticos. El primero trata sobre las personas y sus necesidades básicas. En él, los niños descubrirán cuáles son esas necesidades, empatizarán con quienes no tienen lo mínimo para sobrevivir y reflexionarán sobre cómo acabar con la pobreza y el hambre, y asegurar una salud y una educación de calidad.  

El segundo bloque temático profundiza en la importancia de sumar esfuerzos para lograr el avance colectivo. Se aborda la necesidad de construir ciudades amables para las personas, en las que puedan encontrar el trabajo y las oportunidades necesarias para desarrollar su talento y asegurarse un futuro digno.

Por último, el tercer bloque plantea el compromiso con el medio ambiente. Se reflexiona sobre la situación de los océanos, los mares, los bosques, la fauna y la flora, y se analiza la importancia de cuidar del entorno para que todos podamos disfrutar de un mundo limpio, justo y en paz.  

“Todos podemos emprender acciones para que las cosas cambien, para contribuir a que los Objetivos de Desarrollo Sostenible se cumplan y para que ningún niño se quede atrás; solo necesitamos tres cosas: compromiso, constancia y tesón”, asegura Pedro Puig. “Y si desde las edades más tempranas nos hacen ser conscientes de este enorme potencial y de este súper poder que tenemos, será más fácil conseguir hacer de este mundo un lugar más justo y habitable para todos”. 

Aldeas Infantiles SOS lleva más de veinte años acercando los valores al entorno escolar a través de estos programas. Con ellos, se promueve la reflexión y el diálogo sobre los valores humanos esenciales entre los alumnos, los profesores y las familias, con el objetivo último de forjar mejores personas y ciudadanos más responsables. 

La igualdad, la responsabilidad, la empatía, la tolerancia, la solidaridad, el esfuerzo o la paciencia han sido algunos de los valores que esta organización ha trabajado en el aula durante estos años.

Los materiales constan de un manual para el profesor repleto de actividades y recursos didácticos, e incluyen información sobre cómo participar en los plenos infantiles “Diputados por un Día”, que se celebrarán en los Parlamentos de todas las Comunidades Autónomas a lo largo del curso escolar con el objetivo de fomentar el derecho de participación de los niños en la sociedad. Estos programas educativos pueden descargarse gratuitamente en la página web www.aldeasinfantiles.es/educa.

En 2015,193 países aprobaron 17 objetivos y 169 metas asociadas que establecían el marco global de desarrollo para los 15 años siguientes en las esferas social, económica y medioambiental. Aldeas Infantiles SOS participó activamente en el proceso de elaboración de la Agenda 2030 y logró, junto a otras organizaciones, que los niños que han perdido el cuidado parental o están en riesgo de perderlo no fueran olvidados.

Con sus programas de educación en valores, la organización contribuye, además, al logro del Objetivo de Desarrollo Sostenible nº4: Garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos.