Una fuerte explosión en torno a las tres de la tarde  en el centro de Madrid, en la calle Toledo, ha dejado al menos tres muertos, varios heridos y un desaparecido. El estallido, provocado por un escape de gas, ha destrozado varias plantas del edificio de viviendas de los sacerdotes de la parroquia de La Paloma, que se encuentra entre una residencia y un colegio.

Los fallecidos son una mujer, de 85 años, y dos varones, cuya edad se desconoce. Según ha informado el Delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid, José Manuel Franco Pardo, la persona desaparecida es un operario que estaba reparando la caldera, cuando se ha producido la explosión. 

Los seis heridos, uno de ellos grave, están siendo trasladados a diferentes hospitales de la capital. Entre ellos, se encuentran un varón de 26 años, con una fractura de tobillo y un trauma lumbar; un varón de 53 años, leve; y un tercer varón, con fractura en una pierna.