Al menos ocho personas murieron en la India cuando un edificio residencial de cuatro plantas, se derrumbó antes del amanecer del lunes (21.09.2020), dejando atrapadas bajo los escombros a una veintena de residentes, según las primeras versiones de prensa.