El tiroteo se produjo junto a la sinagoga de Humboldtstraße y cerca de un restaurante de comida turca: dos atacantes vestidos de militar abrieron fuego con armas automáticas.

El periódico Bild dijo además en su sitio web que una persona lanzó una granada de mano a un cementerio judío. Uno de los sospechosos se dio a la fuga en un vehículo y la policía ha confirmado la detención de una persona.

La Fiscalía ha asumido la investigación del ataque por sospecha de terrorismo y trasfondo extremista.

El ataque ha coincidido con la festividad de Yom Kipur, el Día del Perdón, la jornada más sagrada del judaísmo.