Informó del tiroteo el mismo presidente estadounidense, Donald Trump. Un diario local aseguró que las víctimas podrían llegar a siete, incluyendo el atacante.