Al menos 78 personas murieron en las últimas 48 horas en el estado de Bihar, norte de la India, azotado desde hace más de dos semanas por un calor extremo, según un nuevo balance este lunes de las autoridades.