Otros 47 náufragos han sobrevivido y han sido devueltos a tierra por guardacostas y pescadores libios

Al menos 74 migrantes han perdido la vida al naufragar el bote en el que pretendían cruzar el Mediterráneo y huir a Europa desde la ciudad libia de Khoms, han informado fuentes de Organización Internacional de las Migraciones (OIM).

En la embarcación, fletada por mafias locales, viajaban un total de 121 personas, entre ellas varias mujeres y menores.

Servicios de guardacostas libios han logrado recuperar hasta el momento un total de 31 cuerpos, que han sido depositados en una playa de Khoms, mientras que 47 supervivientes fueron rescatados por un pesquero, que los retornó a puerto pese a que Libia está considerado un país “no seguro”.

Una vez en tierra recibieron los primeros auxilios por parte de los miembros de la OIM antes de ser devueltos centros de detención e internamiento, que según las distintas ONG que trabajan sobre el terreno carecen de condiciones dignas y en numerosas ocasiones están gestionados por algunas de las numerosas milicias armadas que existen en el país.