Según fuentes de los servicios de protección civil muchas de las víctimas eran mujeres y niños con dificultades para nadar. El accidente tuvo lugar en el río Tigris, que atraviesa la ciudad de Mosul, al norte del país, durante la celebración de la llegada del año nuevo persa, el Nouruz.

La embarcación, que tenía capacidad para 50 personas, volcó completamente cerca de una isla turística llamada los Bosques de Mosul, precisó la Dirección de Defensa Civil de la provincia de Nínive y señaló que en ella iban unas 120 personas.