Son datos de  la Organización Mundial de la Salud, que no ha podido verificar la cifra de víctimas mortales, pero sí la de heridos porque han sido tratados en 12 hospitales privados y públicos. La Organización cree que el número total de víctimas de la represión puede ser mayor porque la gente que haya sufrido heridas leves puede estar recibiendo tratamiento en centros pequeños o de médicos privados. “Las heridas graves incluyen disparos. También hay informes de violaciones, aunque no tenemos cifras de esto””, explicaba el portavoz.

Varios hospitales han sido atacados y cinco trabajadores han resultado heridos.