Tres explosiones similares se producieron en las inmediaciones de un templo frecuentado por miembros de la minoría chií en Kabul, en el día en que se celebra el año nuevo afgano, la festividad de Nawroz.