Al menos 50 personas han muerto y 59 han resultado heridas en Indonesia a causa de las inundaciones que afectan a la provincia de Papúa, en el este del país, donde siguen los trabajos para rescatar a las víctimas, según han informado este domingo fuentes oficiales.

Las intensas precipitaciones que caen desde el sábado en el distrito Sentani han provocado riadas que arrastraron troncos y vehículos, dañaron puentes y anegaron carreteras y edificios.

Los heridos y los cuerpos de los fallecidos han sido trasladados a varios hospitales en la capital provincial Jayapura, a unos 20 kilómetros al este del distrito afectado, y también de Sentani, donde al menos 150 casas quedaron anegadas y 120 personas tuvieron que ser evacuadas.