Al menos 34 personas han muerto y otras 17 han resultado heridas por la explosión este miércoles de una mina que se activó al paso del autobús en el que viajaban en una carretera en el oeste de Afganistán, según los últimos datos sobre las víctimas.

La explosión se produjo hacia las 6.00 hora local (1.30 GMT) en la provincia de Farah, cuando el autobús “repleto de pasajeros” detonó la mina en una carretera que une el oeste y sur del país, según informa Efe citando el portavoz de la Policía provincial, Muhibullah Muhib.

Todas las víctimas de este suceso son civiles, incluidas mujeres y niños.