El presidente somalí, Mohamed Abdullahi Farmaajo, ha declarado tres días de luto nacional

 – Al menos 276 personas han muerto y otras 300 han resultado heridas en Somalia en el atentado con camión bomba ocurrido el pasado sábado en la capital, Mogadiscio. Se trata del atentado más grave de la historia del país.

El portavoz del alcalde de la ciudad ha confirmado la cifra y ha asegurado que el número final de víctimas será mucho mayor, ya que hay muchos desaparecidos.

Los hospitales, faltos de medicamentos y sangre, están totalmente desbordados mientras intentan salvar la vida de los heridos por el ataque.

Un camión bomba estalló la tarde del sábado en el centro de la ciudad, en el distrito de Hodan, una bulliciosa zona comercial con tiendas y hoteles. Según los medios locales, citados por la agencia Efe, la gran mayoría de los fallecidos en el ataque eran civiles, principalmente vendedores ambulantes que comerciaban en la que era una de las calles más transitadas de la ciudad.