Al menos 21 personas, incluido el presunto autor, han muerto este jueves en un atentado con coche bomba contra una academia de la Policía en Bogotá. Hay además 68 heridos.

“Lamentablemente, el saldo preliminar es de 21 personas fallecidas, incluyendo al responsable del hecho, y de 68 heridas, quienes fueron trasladadas a distintos centros asistenciales con el apoyo de organismos de socorro y emergencia del Distrito” de Bogotá, señala el comunicado divulgado por la Policía.

Según la Fiscalía, en el ataque fue utilizada una camioneta Nissan Patrol cargada con 80 kilos de explosivo pentolita. El presunto autor accedió con el vehículo a la Escuela General Francisco de Paula Santander, situada en el sur de Bogotá, y segundos después voló por los aires tras estrellarse contra un edificio de alojamientos para mujeres.

El presidente de Colombia, Iván Duque, ha calificado lo ocurrido como “acto terrorista” que busca “intimidar” a Colombia y “amedrentar al Estado colombiano”.

Hacía mucho tiempo que Colombia, que está inmersa en un frágil proceso de paz, no sufría una acción terrorista de este tipo que ha sido condenada por la práctica totalidad de las fuerzas políticas.