Un atentado suicida de la milicia Jaish Al Adl contra un autobús en el que viajaban miembros de la Guardia Revolucionaria de Irán ha provocado, al menos, una veintena de muertos, según ha confirmado el cuerpo en un comunicado, aunque la agencia Tasnim ha elevado la cifra a 27. Otros veinte soldados han resultado heridos, según informa la agencia estatal Irna.