Al menos 17 personas han fallecido y más de 30 han resultado heridas tras la explosión de un coche frente al Instituto Nacional del Cáncer de Egipto.

Aún se están investigando las causas del accidente.