El balance de víctimas mortales a causa de las lluvias torrenciales registradas en las últimas horas en el sur de China ha ascendido a 16, mientras que otras doce han sido dadas por desaparecidas y más de 470.000 se han visto afectadas.