Los terroristas de Al Shabab irrumpieron en el campus de Garissa (Kenya) y abrieron fuego contra los estudiantes y el personal del centro. Centenares de alumnos permanecen sin localizar y podrían haber sido hecho rehenes

Kenya GarissaEs el ataque más mortífero de la milicia islamista registrado en Kenya. Cuatro de los cinco asaltantes han muerto, según ha informado la Autoridad de Emergencias de Kenya a través de Twitter.

Los atacantes irrumpieron en las residencias de estudiantes y tomaron un número indeterminado de rehenes. Alrededor de “500 estudiantes han sido localizados [vivos], pero se han perdido muchas vidas”, ha apuntado el ministro de Interior, Joseph Nkaissery, en declaraciones recogidas por la agencia France Presse.

A primera hora de esta tarde, la prensa local informaba de que había más de sesenta heridos, pero aseguraba que se seguían oyendo ráfagas de disparos y los asaltantes seguían controlando la operación. Las ambulancias pudieron trasladar algunos heridos de bala hasta los hospitales de la zona.