La embarcación en la que viajaban 200 migrantes se hundió en las costas de Senegal

Es el naufragio más mortífero registrado en 2020, según la Organización Internacional para las Migraciones.

La embarcación partió el pasado sábado de Mbour en la costa de Senegal y se dirigía a las islas Canarias. El barco se incendió unas horas después de la partida y se hundió cerca de Saint-Louis, en la costa del noroeste del país africano. 

Según informaciones de prensa, embarcaciones senegalesas y españolas y pescadores que estaban cerca rescataron a 59 personas y recuperaron los cadáveres de otras 20.

El jefe de la OIM en Senegal, Bakary Doumbia, ha expresado su consternación por estos hechos y ha subrayado que es importante “abogar por canales legales que perjudiquen el modelo de negocio de los traficantes e impidan que siga muriendo gente”.

La Organización alertó de un aumento “significativo” de las embarcaciones que parten desde la zona occidental de África rumbo al archipiélago canario. Solo en septiembre, partieron 14 barcos con un total de 663 migrantes. La OIM calcula que este año han llegado a Canarias unas 11.000 personas, comparadas con las 2557 registradas en el mismo periodo de 2019 pero muy por debajo de las 32.000 que arribaron en 2006. Solo en 2020 han perdido la vida 414 personas en esta ruta.