Al menos una persona ha muerto y 14 han resultado heridas en Afganistán en un ataque contra la sede de la organización no gubernamental Save the Children en Jalalabad.

El ataque, al que las fuerzas de seguridad han puesto fin después de tres horas, comenzó a las 9.10 hora local cuando un suicida hizo detonar los explosivos que portaba a la entrada del edificio. Posteriormente, cuatro hombres armados han asaltado el edificio.

Varios vehículos estacionados frente a la oficina de la ONG ardieron a consecuencia de la explosión.

Los talibanes afganos han negado su implicación en el ataque con un mensaje en Twitter.