Después de que su plan de reestructuración por el coronavirus activase las alarmas en ámbitos políticos y sindicales, la aeronáutica europea Airbus dejó la puerta abierta el miércoles a reducir su plan de 15.000 despidos a cambio de planes de empleo con financiación estatal e investigación.