Así afirmó  el Presidente de la Asamblea General de la ONU, Sam Kutesa, en su intervención en un panel de alto nivel sobre los desafíos que afronta el desarrollo del continente africano.

606984Sam_KutesaCon esta reunión arrancó la Semana de África, organizada todos los años por Naciones Unidas. En su declaración de inauguración, Kutesa aseguró que la esperada adopción de la Agenda de 2063 en enero del año próximo será un paso crítico para dar forma al desarrollo de África en los próximos 50 años.

Con una población de aproximadamente 1.100 millones de personas, un Producto Interno Bruto de más de dos billones de dólares e impresionantes tasas de crecimiento económico en muchos países, África sigue siendo un destino atractivo para las inversiones, dijo el Presidente de la Asamblea General. Los retornos sobre las inversiones son mayores en África que en otras regiones en desarrollo y las entradas de inversión extranjera directa al continente alcanzaron los 50.000 millones de dólares en 2013.

Si bien ahora la prioridad del continente es controlar la epidemia de Ébola, Kutesa identificó como problemas cruciales la deficiente infraestructura, especialmente de energía, transporte y tecnología, y el insuficiente acceso a los servicios de salud.