El secretario general de la ONU, António Guterres, consideró que este acuerdo representa un paso importante en el camino hacia una paz duradera y un desarrollo inclusivo

“La firma del acuerdo de paz de Juba marca el inicio de una nueva era para el pueblo de Sudán”, dijo Guterres el sábado en un mensaje de video difundido en su cuenta de Twitter.

Después de un año de negociaciones, el gobierno de transición de Sudán y la coalición de grupos armados Frente Revolucionario Sudanés suscribieron un acuerdo destinado a resolver años de guerra que han costado la vida de miles de personas y han generado millones de desplazados en diferentes regiones del país.

En su mensaje, Guterres felicitó a los signatarios por trabajar hacia el “objetivo común de la paz” a pesar de las dificultades causadas por la pandemia de COVID-19. También encomió al gobierno de Sudán del Sur por facilitar las conversaciones en tan difíciles circunstancias.

“La ceremonia de hoy tiene un significado especial para el pueblo de Darfur, y ofrece esperanza para un futuro más pacífico y próspero”, dijo Guterres y agregó que la ONU se enorgullece de haber apoyado las conversaciones dedicadas a Darfur a través de su Misión Conjunta con la Unión Africana (UNAMID) en esa región del este de Sudán.

“Ahora es importante que el acuerdo se traduzca en mejoras tangibles en la vida de las personas”, recalcó el titular de la ONU. “De cara al futuro, sabemos que lograr una paz integral e inclusiva requiere que todas las partes estén en la mesa de negociaciones”, agregó.

Guterres pidió al Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán del Norte, Abdelaziz Al-Hilu, que participe plenamente en las pláticas, aprovechando la oportunidad que brinda el acuerdo sobre principios alcanzado recientemente en Addis Abeba con el primer ministro sudanés, Abdalla Hamdok.

Asimismo, instó al Ejército de Liberación de Sudán Abdel Wahid Al-Nour a que “se una inmediatamente” al proceso de paz. “Asegurar la implementación exitosa del acuerdo requiere compromisos sostenidos y la colaboración de todas las partes para el bienestar de Sudán”, recalcó.