Cada 22 de marzo se celebra a nivel internacional el día mundial del agua

Y este año el Acuario de Sevilla se une a la celebración con una serie de acciones medioambientales que ayuden a concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de este elemento esencial para la vida. Para ello, el acuario cuenta con la colaboración del Puerto de Sevilla y Lipasam, dos instituciones muy concienciadas sobre la gran problemática de los residuos plásticos y otros contaminantes que llegan por diferentes acciones humanas al río y éste a su vez los transporta hasta el mar.

Limpieza de río

La jornada de trabajo denominada “Expedición Magallanes, un río sin basura” comenzará con una limpieza del río Guadalquivir. El objetivo principal de esta acción, que se realizará gracias a la colaboración de la Autoridad Portuaria de Sevilla y de Lipasam, es fomentar la conservación del medio acuático y el uso responsable de los recursos naturales haciendo partícipe a la ciudadanía en estas jornadas de concienciación en el medio natural.

La actividad dará comienzo a las 11:00h. de la mañana (el punto de partida será el Centro de educación ambiental de Lipasam sito en las inmediaciones de la estación Plaza de Armas) y estará abierta a todos los ciudadanos que quieran participar. En ella, los voluntarios junto al equipo de educadores, formado por personal del Acuario de Sevilla y de la “Brigada Medioambiental” de Lipasam”, recorrerán los márgenes del río a pie para recoger diferentes residuos como trozos de plásticos, pajitas y envoltorios plásticos, envases de aluminio, papeles y envases de cartón, toallitas, pañales y bastoncillos de los oídos, o botellas de cristal.

Actividades medioambientales gratuitas

 No sólo se trata de una jornada de limpieza sino que además se desarrollarán diferentes actividades relacionadas con las buenas prácticas medioambientales. Durante todo el día (en horario de 11:00 a 18:00h.) las personas que lo deseen podrán participar de manera gratuita en los juegos y talleres organizados tanto por el Acuario de Sevilla como por la “Brigada Medioambiental” de Lipasam, en el Muelle de las Delicias. Una oportunidad de disfrutar del río y aprender jugando.