Los incendios han dejado a 11.500 solicitantes de asilo sin un refugio adecuado

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) expresó este viernes su conmoción y tristeza por la serie de incendios en la isla de Lesbos que destruyeron casi todo el centro de asilo de Moria, dejando a miles de hombres, mujeres y niños en la calle.

El incendio inicial estalló la noche del martes 8 de septiembre y causó grandes daños en miles de refugios y zonas comunes para solicitantes de asilo. Otros fuegos se encendieron en la tarde del miércoles y el jueves. Los últimos incendios han afectado los campamentos adyacentes al Centro de Recepción e Identificación de Moria, en lo que se conoce como “Olivar”, y destruyeron lo que quedaba disponible para alojar a los necesitados.

Si bien hasta la fecha no se han reportado víctimas, los incendios han dejado a 11.500 solicitantes de asilo, entre ellos 2200 mujeres y 4000 niños, sin un refugio adecuado y durmiendo al aire libre durante las últimas noches en las calles, el campo y las playas. Entre ellos se encuentran personas vulnerables, niños muy pequeños, mujeres embarazadas, personas mayores y personas con discapacidad.

“ACNUR ha estado ofreciendo apoyo a las autoridades griegas para ayudar a proteger y auxiliar a los solicitantes de asilo afectados por los incendios, movilizando recursos y asistencia. Estamos proporcionando socorro de emergencia para garantizar que las personas no duerman al aire libre”, informó este viernes la portavoz de la Agencia ante periodistas en Ginebra.

La Agencia de la ONU para los Refugiados pidió que, en medio de la situación desafiante, todas las partes actúen con moderación y se abstengan de acciones o retóricas que puedan aumentar las tensiones.

Además, pidió a las autoridades que identifiquen soluciones a largo plazo para los refugiados y solicitantes de asilo en Lesbos y otras islas griegas.

“ACNUR ha resaltado durante mucho tiempo la necesidad de abordar la situación y las condiciones de los solicitantes de asilo en las islas del mar Egeo. Los incidentes de Moria demuestran la necesidad desde hace mucho tiempo de tomar medidas para mejorar las condiciones de vida, aliviar el hacinamiento, mejorar la seguridad, la infraestructura y el acceso a los servicios en los cinco centros de recepción de las islas griegas”, señaló la portavoz.

La Agencia dio la bienvenida a los recientes anuncios hechos por países europeos de que acogerán a los menores no acompañados y familias con niños que se encuentran en Grecia.