Un día antes de que el Consejo de Seguridad aborde la situación en Venezuela, el Alto Comisionado para los Refugiados ha pedido a sus miembros que no olviden la otra dimensión de la crisis: la salida masiva de venezolanos que está saturando la capacidad de respuesta de los países vecinos

“Me preocupa que a veces se les está olvidando la otra dimensión de esta crisis”  , ha dicho Filippo Grandi, recordando que 3,5 millones de venezolanos han salido del país.  Unos 15 Estados les están recibiendo. La solidaridad latinoamericana ha sido excepcional, ha dicho, pidiendo a estos países que sigan teniendo las puertas abiertas y disminuyan las restricciones de entrada. Pero el apoyo tiene que aumentar añadió. La petición de fondos de ACNUR es una de las que menos dinero han recibido en todo el mundo.

“Fracasar dejará a los Gobiernos expuestos, también políticamente en sus países, y bajo la carga de una masa insostenible de cientos de miles de venezolanos”

Grandi dijo que el Pacto Mundial sobre Refugiados es una guía no solo para una mejor respuesta humanitaria, sino también a medio y largo plazo, que será clave desde el punto de vista de la estabilidad de la región.