Sobrevivientes contactados por la agencia de Naciones Unidas para los refugiados (Acnur) confirmaron el trágico naufragio de una embarcación que trasladaba a inmigrantes en el Mediterráneo la semana pasada y temen que las víctimas sean centenares.

inmigrantes

foto de archivo

La embarcación había partido de Libia (y no de Egipto como se informó en los últimos días) y se dirigía a Italia. “No está claro cuántas personas iban a bordo del barco cuando se hundió. Algunos testigos hablan de hasta 500. En las últimas semanas hemos visto aumentar dramáticamente el número de personas que cruzan de Libia a Italia. Con la llegada del buen tiempo tememos que más gente intente cruzar el Mediterráneo”, advierte William Spindler, portavoz de ACNUR.

Los inmigrantes serían somalíes, sudaneses, etíopes y egipcios.

La inestabilidad que sufre Libia está siendo aprovechada por los traficantes de personas que han convertido este país en una importante ruta para la migración de África a Europa.