La Agencia de la ONU para los Refugiados, está trabajando con el gobierno iraní para asistir los actuales esfuerzos para apoyar las personas afectadas por las recientes inundaciones sin precedentes que han afectado a Irán.

Un avión cargado con artículos de ayuda humanitaria de los almacenes de ACNUR en Dubai aterrizó la semana pasada en Teherán, mientras que los materiales disponibles en el país fueron entregados a las autoridades, que se enfrentan a inundaciones de una magnitud nunca vista.
Desde el 19 de marzo, las fuertes lluvias e inundaciones en la República Islámica de Irán han arrasado 24 de sus 31 provincias, afectando a unos 10 millones de personas, entre ellas un millón de refugiados y ciudadanos extranjeros. 78 personas han perdido la vida y más de 1.000 habrían resultado heridas. A consecuencia de las inundaciones, más de dos millones de personas necesitan asistencia humanitaria de forma inmediata, incluidos los refugiados. Según las estimaciones del gobierno, unas 500.000 personas se han visto obligadas a desplazarse.

La asistencia de ACNUR incluye tiendas de campaña para familias, esterillas, mantas y utensilios de cocina.
Actualmente, más de 100.000 se encuentran acogidas en albergues temporales de emergencia y miles de hogares han resultado dañados parcialmente o totalmente destruidos.

Seis provincias en el oeste de Irán siguen en estado en emergencia: Ilam, Kermanshah, Lorestán, Juzestán, Kohkilouyeh y Buyer-Ahmad, y Chahar Mahal y Bajtiarí. En estas regiones se teme que miles de refugiados que viven codo a codo con las comunidades locales de acogida se hayan visto igualmente afectados.

Dada la posibilidad de que se registren nuevas lluvias torrenciales, ACNUR continúa trabajando junto a sus contrapartes gubernamentales para dar apoyo a los esfuerzos de asistencia humanitaria, particularmente en aquellas zonas pobladas por refugiados.

ACNUR está coordinando sus esfuerzos a través de la Oficina de Irán para Extranjeros y Asuntos de Inmigrantes (BAFIA, por sus siglas en inglés), dependiente del Ministerio del Interior.
Irán acoge actualmente a un millón de refugiados registrados.