La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Unión Europea lanzaron una iniciativa para impulsar la restauración de las tierras áridas y degradadas en África, el Caribe y el Pacífico.

04-22-14-UnepEl programa se denomina “Acción contra la Desertificación” e incluye una inversión de 41 millones de euros durante cuatro años y medio para aumentar la capacidad de esas regiones de afrontar los efectos adversos del cambio climático.

Más del 70% de la población de esas zonas vive de los recursos naturales, no obstante, las tierras que sirven para el cultivo están cada vez más degradadas debido a la presión que ejercen el crecimiento demográfico y las condiciones de clima extremo.

La FAO indicó que tanto la desertificación como el desgaste del suelo producen hambre y pobreza, y a su vez son la raíz de conflictos.

En ese sentido, el organismo destacó que el programa ayudará a las comunidades a gestionar mejor sus tierras, usarlas para generar ingresos y crear oportunidades para las generaciones futuras.

 

(Foto: PNUMA/ A.Glooron)