Las reservas de uranio enriquecido de Irán sobrepasarán a finales de junio el límite marcado en el acuerdo internacional sobre su programa nuclear, según han explicado este lunes las autoridades iraníes.

“Hoy ha comenzado la cuenta atrás para superar los 300 kilogramos de reservas de uranio enriquecido y en diez días, es decir, el 27 de junio, pasaremos ese límite”, ha declarado Behrouz Kamalvandi, jefe de la Agencia Nuclear iraní.

Kamalvandi ha anunciado también que el país comenzará a vender agua pesada (óxido de deuterio), que se usa como moderador en los reactores nucleares, y ha asegurado que esta exportación no viola el acuerdo nuclear.

El acuerdo de 2015 limitaba las reservas de uranio enriquecido (UF6) a 300 kilográmos, y las de agua pesada a 130 toneladas.

Teherán ha hecho este anuncio en medio de una grave crisis por el ataque a petroleros en el Estrecho de Ormuz, de los que Arabia Saudí y EE.UU. culpan a Irán.

El presidente iraní, Hasán Rohaní, ha aseguado que  los países que aún se mantienen dentro del acuerdo (Francia, Reino Unido, Alemania, China y Rusia) tienen aún la oportunidad de cumplir sus compromisos y proteger a Irán de las sanciones económicas de Estados Unidos.