Más de un centenar de vuelos cancelados y 88.000 personas evacuadas por la llegada del tifón Jongdari, que dejará en las próximas horas fuertes precipitaciones en la zona.

Según informaron las autoridades de aviación, en los dos aeropuertos de Shanghái, Hongqiao y Pudong, al menos 151 vuelos fueron cancelados y el control del tráfico aéreo emitió la alerta roja de alto nivel, por lo que a lo largo de la mañana se espera que su capacidad de despegue y aterrizaje se reduzca en un 70 %.

La Oficina Meteorológica de Shanghái elevó el jueves la alerta de tifón a nivel amarillo, la tercera por gravedad en el sistema de alerta de cuatro niveles. Sin embargo, en los distritos costeros de Jinshan, Chongming, Fengxian y la Nueva Área de Pudong se emitió la alerta naranja (la segunda más grave).