Las vacaciones estivales pueden llegar a ser las más esperadas durante todo el año. En los últimos años, los viajes por carretera se han multiplicado, ya que permiten aprovechar más el tiempo y suele resultar el medio de trasporte más económico.

MOVILCon motivo de los viajes por carretera durante el verano y de las existentes distracciones que hay al volante, la aplicación Wave Application ha realizado una encuesta, de la que se desprende que cuatro de cada cinco jóvenes españoles -entre 26 y 35 años- reconoce que en alguna ocasión han tenido que utilizar el teléfono móvil durante el trayecto en coche para responder mensajes o llamadas y comentar a sus amigos o familiares cómo les va el viaje.

“En la carretera nos tenemos que centrar en la conducción, no en chatear o responder llamadas. Hoy en día existen apps que podemos utilizar desde nuestro smartphone, como Wave, que nos ayudan a estar más cerca de los nuestros a través de mapas privados y dinámicos, aportándonos tranquilidad. Ya habrá tiempo de hablar con ellos en las paradas que hagas a lo largo del viaje. La seguridad es lo primero.”, afirma Manuel De La Esperanza, CEO de la compañía.

En la conducción, una de las máximas a seguir es evitar todo tipo de distracciones. Los smartphones, en ocasiones suponen un peligro durante los viajes en coche; en la carretera la atención se debe centrar en la conducción y en el tráfico, no en estar atento del teléfono. Por ello, nada mejor que poder contar con herramientas como Wave que nos ayuden a mantener la atención centrada en el volante y que al mismo tiempo den tranquilidad y seguridad a los nuestros mientras están pendientes de nuestro viaje.

Ciertamente, los viajes por carretera permiten experimentar una gratificante sensación libertad y flexibilidad, aunque, como es natural, también cuentan con ciertas desventajas o inconvenientes. Una de ellas sin duda es la incertidumbre por saber de nuestros amigos o familiares durante el trayecto en coche. Según apuntan los datos, el 82% de los españoles reconocen que avisan a sus seres queridos cuando inician y terminan una ruta en coche para tranquilizarles.

Por otro lado, dos de cada tres españoles reconoce que en el caso de que sean los suyos los que emprenden el viaje en coche, están pendientes del móvil hasta saber que han llegado bien a su destino. Sin embargo, un 30% reconoce que no le preocupa en exceso saber sobre en qué momento del trayecto están, mientras que el 8% dice sentirse agobiado cuando no les responden al teléfono durante el viaje.