El Consejo de Ministros ha acordado distribuir casi 42 millones de euros a las comunidades autónomas para que implanten los nuevos títulos de Formación Profesional Básica.

La vicepresidenta del Gobierno ha explicado que “con estos programas de FP básica se pretende ofrecer al final de la enseñanza obligatoria una oferta formativa atractiva que pueda conducir al mercado laboral o a la continuación de  los estudios de FP”.

Por otra parte, el Ejecutivo ha aprobado un Real Decreto por el que se desarrollan las características del curso de formación sobre el desarrollo de la función directiva en los centros docentes públicos. “Se trata de reforzar la formación de los equipos directivos, ya que con la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa se les dota de mayor capacidad de decisión sobre la organización y gestión del centro. Se potencia la figura del director y se le atribuyen mayores capacidades y mayores responsabilidades para diseñar el proyecto educativo del centro”.