Otras 32 personas se han contagiado en la base militar de EE.UU. en Okinawa, Japón, que se suman a otros 62 casos anteriores. Japón y EE.UU. están colaborando para contener el brote.