Un 60% de los usuarios consideran tener ninguno o pocos conocimientos sobre financiación

coches.net, portal motor, ha realizado una encuesta entre sus usuarios sobre cómo abordan la financiación de su vehículo.

De los datos se extrae que un 30% se plantea la financiación tras una primera búsqueda con un presupuesto inicial que no produce los resultados deseados y surge la necesidad de optar a un coche mejor. El 49% de los clientes que han financiado su vehículo tenía un precio superior a 20.000 euros y solo el 13% cambiaría de marca y modelo por la financiación.

Los resultados también muestran que en el momento en el que los usuarios deciden optar por este método de pago, el 37% lo hace para no quedarse sin ahorros. En este sentido, más de la mitad de los entrevistados prioriza las cuotas frente al tiempo, es decir, prefieren un pagar una asignación pequeña y controlable (64%) antes que una cuota más alta durante menos tiempo (28%). “Los usuarios prefieren no utilizar todos los ahorros en el momento para tener un margen por los imprevistos que puedan surgir. De este modo no se quedan sin nada pero pueden pagar tranquilamente cada mes”, afirma Marcel Blanes, responsable de Relaciones Institucionales de coches.net.

Más de la mitad de los entrevistados optaron la financiación en el concesionario: un 65% frente a un 29% que optó por su banco.

Por otro lado, el 92% de los clientes que financió su coche lo compró a un vendedor profesional o un concesionario y solo el 8% manifiesta que fue a un particular.

Los procesos online, cada vez más aceptados

Los datos revelan que casi el 60% de los usuarios consideran tener ninguno o pocos conocimientos sobre financiación. “Los clientes no suelen comparar entre financieras más allá de su banco y el concesionario. Algo que para vivienda sí que harían”, afirma Blanes. Según las cifras, el 61% no cotejó entre diferentes entidades.

Para conseguir la documentación necesaria (si no es su banco) se percibe como muy fácil debido a que “todo está online”. El 77% de las respuestas corroboran la facilidad para conseguir la documentación.

Por último, la sensación de confianza en el proceso es plena. El 80% de los que financiaron consideran que las explicaciones sobre la financiación fueron claras y sus dudas dudas fueron solventadas por el vendedor. Además, que la persona que gestiona la financiación, ya sea en presencialmente, por teléfono o por chat, sea la misma, da sensación de seguridad al usuario.