Éste no ha sido un año fácil para la fundación Lo Que De Verdad Importa. Como a tantas otras organizaciones, empresas, autónomos y familias, este virus puso patas arriba nuestros planes, y con ellos, la planificación de todas las ediciones de congresos que pretendíamos celebrar a lo largo de 2020, entre ellas, una esperadísima primera edición en Granada.

Los congresos Lo Que De Verdad Importa tienen muchas cosas mágicas, especiales. Entre ellas, el silencio tan espectacular que se hace, con miles de jóvenes abarrotando la sala, cuando uno de nuestros ponentes comienza a desnudar su alma y compartir su historia en el escenario. También es especial ver como, al acabar un congreso, masas de adolescentes se acercan a ellos para hacerse una foto o incluso compartir su propia historia.

Todo eso nos lo arrebató este año la COVID-19, pero lo que tuvimos claro desde que todo comenzó, es que no íbamos a arrebatar a nuestros jóvenes la oportunidad de descubrir esas historias que les ayudan a reflexionar sobre lo que de verdad es importante en el momento en el que su mundo se tambaleaba y, más que nunca, necesitaban ese “chute” de esperanza, energía y optimismo que aportan nuestros congresos.

Tocó entonces reinventarse, aprovechar las nuevas tecnologías y convertir nuestros congresos en encuentros online que, dicho sea de paso, iban a poder ser disfrutados por jóvenes que hasta el momento no habían tenido oportunidad de asistir a un congreso, tanto desde sus aulas como desde sus hogares, en familia. Hicimos, lo que para mí es una de las cosas que de verdad importan en la vida: saber ver en cada obstáculo una oportunidad para crecer.

Y, de este modo, seleccionamos con mucho cariño y cuidado las historias de cada una de las ediciones para que aportaran luz a la situación que nos tocaba vivir: historias que hablaban de la importancia de la familia, de superación, de lo mucho que podemos hacer por nuestros mayores, de solidaridad, de optimismo…

Y el resultado no ha podido ser mejor: 10 congresos virtuales celebrados desde 4 países diferentes (España, Francia, Portugal, México y Ecuador), más de 150.000 visualizaciones, más de 100 centros educativos conectados, 30 nuevas historias y un broche de oro con una edición semipresencial en Madrid que fue especialmente emotiva y cercana en la que por fin pudimos volver a vivir ese silencio, esa cercanía y esa magia que rodea a estos congresos.

Los congresos LQDVI celebrados en 2020 nos han ayudado a ver la luz al final del túnel, nos han animado a tender la mano a quien más lo necesita, a reconectar con nuestros mayores y a saber que lo que de verdad importa es que Lo Que De Verdad Importa siga inspirando y motivando cada vez a más jóvenes de todo el mundo.

Carolina Barrantes

Directora de proyectos de la Fundación Lo Que De Verdad Importa (LQDVI)