La OMS también adelanta que cada persona necesitaría dos dosis de la inmunización

Un total de 156 países en los que viven dos terceras partes de la población mundial se han unido a la iniciativa COVAX, cuya meta es adquirir de forma conjunta y distribuir con equidad las vacunas contra el COVID-19 cuando estén disponibles.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció este lunes que el objetivo es conseguir 2000 millones de inmunizaciones para finales de 2021 y agregó que cada persona necesitaría dos dosis de la vacuna.

Las primeros vacunados serían los trabajadores de salud, seguidos por el 20% de la población más vulnerable de cada país que participe.

La OMS, que forma parte de COVAX junto con la alianza Gavi, gobiernos y fabricantes de vacunas, detalló que de los 156 países que se han adherido a la iniciativa, 64 son de renta alta y 92 de renta media o baja. Los primeros financiarán las inmunizaciones y los segundos recibirán apoyo para comprarlas. La agencia agregó que 38 naciones más se unirían próximamente.

En conferencia de prensa, el director de la OMS recalcó que la prioridad de COVAX es asegurarse de que todos los países tengan acceso a la vacuna al mismo tiempo y que se le dé preferencia a las personas que corren un mayor riesgo ante la enfermedad.

Tedros se refirió, por otro lado, a los desafíos que afronta COVAX, entre los cuales destaca el financiero ya que sólo se han invertido 3000 millones de dólares en el Acelerador de acceso a herramientas COVID-19 (ACT), cantidad que no llega siquiera a la décima parte de los 38.000 millones que se necesitan para impulsar la iniciativa.

Hacen falta 15.000 millones de dólares inmediatamente para mantener el ímpetu y mantenernos en la vía que nos permitiría conseguir los ambiciosos planes que nos hemos fijado. Estamos en un punto crítico y necesitamos un aumento significativo del compromiso político y financiero de los países. No sólo es el camino correcto, es el camino inteligente”, enfatizó el director de la OMS.

Con respecto a los países que están desarrollando alguna vacuna, la científica en jefe de la OMS, Soumya Swaminathan, informó que la Organización ha conversado con China durante seis meses para que se incorpore a COVAX.

China ha refrendado su compromiso con un acceso universal a la vacuna”, apuntó.

La OMS sostuvo que COVAX ayudará a controlar la pandemia, salvar vidas, acelerar la recuperación económica y garantizar que la carrera por desarrollar una vacuna eficaz sea una tarea compartida, no una carrera que sólo los ricos puedan ganar.